DestacadoLooks

VICHY, INOCENTE VICHY

Cada estampado, igual que cada color, siempre, siempre tienen y transmiten unas connotaciones propias.

Es la pura verdad, e ir conociéndolas os hará auténticas maestras del estilo. Puede que penséis en lo sexy que resultaba Brigitte Bardot con sus ajustados trajes de Vichy, pero no os dejéis confundir: el toque sensual está en el corte de un vestido ajustado al cuerpo, no en los cándidos cuadritos de su estampado. Lo que Bardot sabía muy bien es la bomba de sensualidad que resulta de unir opuestos: un estampado inocente sobre una silueta bien marcada o una despeinada y casi infantil melena rubia sobre unas curvas de escándalo. Es lo mismo que ocurre cuando una mujer se viste con prendas bien elegidas de corte masculino: su feminidad se multiplica por 10. O cuando vamos de blanco puro con unos labios rojo intenso.

Por el contrario, Paula ha optado hoy por potenciar el efecto tierno del Vichy, apoyándolo sobre un corte romántico y discreto: cuello redondo, manga al codo, corte holgado y largo midi con volante. Incluso bolso rústico y sandalias planas. Todo dulzura e ingenuidad. Ya véis que nos transmite una sensación completamente distinta, pues no hay una intención que le lleve la contraria al estampado. Es la viva imagen de niña buena, no de Lolita. Los cristales de las gafas y las uñas de los pies en rosa marcan la línea vertical de la silueta, algo que nunca hay que olvidar.

¡Muy feliz sábado a todas!

Muchísimas gracias a @pau_eche por inspirarnos.

 

Esperamos que os guste,💕

Mar
Diseñadora de moda, estilista, patronista, asesora de imagen, personal shopper y cool hunter por la Escuela Superior de Diseño y Moda Goymar y por la Escuela Superior Marcelo Macías. Gestiona el blog de moda “SE que ponerme” y colabora en suplementos de moda en prensa escrita, imparte cursos de imagen personal y trabaja como personal shopper y estilista.

Deja un comentario