DestacadoLooks

BLANCA CELEBRACIÓN

Y a brillar como la luna llena en las noches de verano

La verdad es que sí. Este vestido blanco fruncido, que dibuja nuestra silueta pero sin marcar nada, resulta perfecto para la noche y/o los eventos de este verano, que alguno caerá a pesar de estos tiempos extraños. Y hemos dicho ‘eventos’, que no ‘ceremonias’ por dos razones:

1- no es un corte apropiado para bautizos, Comuniones, ni duelos.

2- ya sabemos que no se compite con la novia en una boda tradicional: ella es la protagonista y el blanco es su color. Salvo, claro está, que sean los novios quienes pidan una etiqueta concreta que lo incluya, tipo boda temática, por ejemplo.

Ocurre que el blanco es en realidad la ausencia total de color, por lo que agradece mucho el contraste con otros llenos de vitalidad, como el naranja que hemos elegido para las sandalias. El puente entre ambos es el clutch nacarado en rayas verticales que redondea el look festivo.

Y no hay que sobrecargar más: colgante, pulseras de cadena y unos pendientes de perlas en su versión más moderna e irregular.

Muchísimas gracias a @marinamcerezo por inspirarnos.

Esperamos que os guste,💕

Mar
Diseñadora de moda, estilista, patronista, asesora de imagen, personal shopper y cool hunter por la Escuela Superior de Diseño y Moda Goymar y por la Escuela Superior Marcelo Macías. Gestiona el blog de moda “SE que ponerme” y colabora en suplementos de moda en prensa escrita, imparte cursos de imagen personal y trabaja como personal shopper y estilista.

Deja un comentario