DestacadoLooks

ABRIGO BLANCO: PROS Y CONTRAS

¿Eres de las que repelen las manchas o de las que las atraen como un imán?

Me habéis preguntado qué opinaba de comprar un abrigo blanco, sobre todo por el tema manchas.

Desde luego que son ideales y encajan mejor desde primera hora de la mañana, en las horas de mayor luz solar; nos iluminan el rostro y son fáciles de combinar con multitud de tonalidades. Pero al llegar al apartado “manchas” es donde se interrumpe la música de violines. A los abrigos blancos les ocurre lo mismo que a cualquier color sólido: negro o blanco han de lucir impolutos o pierden todo su atractivo.

Lo que yo hago es no llevar ese día maquillaje muy intenso, evitando barbilla y cuello. También podéis usar, entre el abrigo y la piel, un pañuelo, foulard o bufanda que podáis lavar y os haga de puente. Y, claro está, minimizar riesgos: no apoyarlo en cualquier sitio, no llevarlo a lugares abarrotados ni, por ejemplo, para viajar rodeada de maletas.

Muchísimas gracias a @iamcharlotteolivia por inspirarnos.

Esperamos que os guste,💕

Mar
Diseñadora de moda, estilista, patronista, asesora de imagen, personal shopper y cool hunter por la Escuela Superior de Diseño y Moda Goymar y por la Escuela Superior Marcelo Macías. Gestiona el blog de moda “SE que ponerme” y colabora en suplementos de moda en prensa escrita, imparte cursos de imagen personal y trabaja como personal shopper y estilista.

Deja un comentario