DestacadoLooks

¿DE NEGRO EN VERANO?

¡Claro! Pero es tan fácil que resulte chic como invernal. ¿El secreto?

No es un color cualquiera y ya sabemos que todo rey tiene sus secretos y sus trampas. Cuando vamos de negro en verano se trata de no parecer Morticia Addams o un vampiro en horas bajas. Cierto que una piel dorada lo acompaña de maravilla, pero aún así la clave está en dosificarlo: ligereza y cantidad.

LIGEREZA. Cambia el bolso de piel por uno de rafia o mimbre, y los tejidos pesados -como el raso- por otros rústicos y naturales como el algodón o el lino.

CANTIDAD. Deja a la vista la mayor extensión posible de tu piel: prendas escotadas y/o sin mangas. Evita los zapatos cerrados y opta por todo tipo de sandalias: tiras, talones descalzos, peep-toes (dedos al aire).

¿Un plus de elegancia? Mezcla el negro con dorado y/o beige. Espectacular si eres de tonalidad cálida.

Muchísimas gracias a @margapau por inspirarnos.

 

 

 

Espero que os guste, Mar Gago

Mar
Diseñadora de moda, estilista, patronista, asesora de imagen, personal shopper y cool hunter por la Escuela Superior de Diseño y Moda Goymar y por la Escuela Superior Marcelo Macías. Gestiona el blog de moda “SE que ponerme” y colabora en suplementos de moda en prensa escrita, imparte cursos de imagen personal y trabaja como personal shopper y estilista.

Deja un comentario