DestacadoLooks

¿Por qué utilizamos menos prendas para vestirnos?

Nuestra agenda digital y la salud del planeta nos despiertan a la realidad del siglo XI.

El menos es más se impone, no ya por elegancia, sino como necesidad.

Por un lado, el cambio climático mira sin disimulo al consumo exacerbado del sector de la moda y cada día está peor visto comprar por comprar. La industria ha captado el mensaje y ha incluido  líneas eco, pero esto no es suficiente y el consumidor empieza a sentirse ridículo o caprichoso adquiriendo prendas que no necesita o mueren en el armario con la etiqueta puesta.  Customizar es lo chic.

Por otro lado, tenemos una vida virtual que araña tiempo a la física. Tendemos a minimizar nuestros quehaceres para estar entretenidos o empaparnos de información frente a una pantalla.

Estas dos realidades atañen a nuestra forma de vestir. Buscamos comprar menos y mejor y descomplicar los cuidados de la ropa.

Hemos pasado de llevar capas de prendas y accesorios a utilizar monos o dúos de looks (día/noche cambiando  complementos).

Lo simple no es fácil. Simplificar dificulta personalizar, pero ahí están el secreto y la función del estilismo.

Os dejamos con un look doblemente “mono”, ¿no os parece?

 

Espero que os guste, Mar Gago

Mar
Diseñadora de moda, estilista, patronista, asesora de imagen, personal shopper y cool hunter por la Escuela Superior de Diseño y Moda Goymar y por la Escuela Superior Marcelo Macías. Gestiona el blog de moda “SE que ponerme” y colabora en suplementos de moda en prensa escrita, imparte cursos de imagen personal y trabaja como personal shopper y estilista.

Deja un comentario