DestacadoImagenModa

CEREMONIA DE GRADUACIÓN

¿Por qué vemos estilismos tan dispares en el mismo evento?

Porque es una ocasión por cuya triple naturaleza pasamos a veces de largo. Para unas chicas es fiesta-fiesta-fiesta y, para otras, pura solemnidad académica. Verdad. Pero no solamente. En una graduación se conjugan 3 tipos de imagen por este orden:

*Familiar: porque nos acompañan padres y hermanos

*Profesional: porque recogemos el título de manos de nuestros profesores

*Social: porque luego salimos a celebrarlo con amigos y compañeros

A la mayoría de jóvenes les resulta de algún modo complicado armar su imagen ese día, tan diferente a lo que han necesitado saber hasta ahora en el momento de arreglarse. Se pierden al salir de su zona de su zona de confort y no es raro verlas derivar en vampiresas, echarse años de golpe con looks demasiado rígidos o no regular el decoro por exceso de transparencias y piel. Mientras, las madres se desesperan tratando de aconsejar sin desilusionar a sus hijas para que vayan apropiadamente vestidas, porque la experiencia es lo que tiene.

Así que, chicas: ¿qué debe destilar vuestra imagen?

Dulzura, porque aún sois muy jóvenes y se espera un guiño a la frescura y el aspecto angelical con el que nos observan nuestros padres. ¿Cómo? A través de colores femeninos y, si usamos el negro, con cortes y detalles ligeros (no efecto femme fatale).

-Un punto de sobriedad ante nuestros profesores, dónde daremos las primeras pistas de nuestra futura imagen profesional. Mejor olvidar las excentricidades o looks intensos ese día, hay que mostrar la madurez de saber separar escenarios. Usad los complementos para añadir personalidad, pero graduadlos con sentido común. Todo habla de nosotras.

-Algo de coquetería: queremos salir luego de fiesta y relacionarnos, nuestro cuerpo necesita insinuar y divertirse. Siluetas que no sean demasiado rígidas, escote razonable o un largo por encima de la rodilla. Término medio siempre.

Y, cómo no, falta contextualizarlo en la primavera-verano 2018. Colores de esta temporada cómo el lila, sandalias con tacón decorado o bisutería propia de nuestra edad, como un ear cuff  (un sólo pendiente alrededor de la oreja), cerrarán el equilibrio de nuestra imagen.

Proyectarnos ante diferente público es una forma de crecer y hacernos adultos, y avanzar por ese pasillo hacia el mundo profesional seguras de nosotras mismas es muy buen comienzo.

¡Enhorabuena, chicas, disfrutad mucho de vuestro gran día! Os lo habéis ganado a pulso 🙂

Espero que os sirva, Mar Gago

 

Mar
Diseñadora de moda, estilista, patronista, asesora de imagen, personal shopper y cool hunter por la Escuela Superior de Diseño y Moda Goymar y por la Escuela Superior Marcelo Macías. Gestiona el blog de moda “SE que ponerme” y colabora en suplementos de moda en prensa escrita, imparte cursos de imagen personal y trabaja como personal shopper y estilista.

2 comentarios

    1. Si llevas negro, que no sea mucha la proporción (formando parte de un estampado) .Cerca de la cara, colores que intensifiquen tu preciosa melena roja y te den luz al rostro. Una tonalidad de verde, el menta pastel, tal vez, así te visualizo. Gracias Martina!

Deja un comentario