ColorDestacadoTendencias

TENDENCIA: BINOMIO ROSA-ROJO

"La vie en rose" va a tener que hacerle un sitio al rojo. Al menos este verano.

Con rosa + rojo hemos topado, ladies. ¿Verdad que nos cuesta secundar ciertas tendencias? Tardamos en arrancar porque el subconsciente se niega a deshacerse de mantras que hemos grabado en él durante años: ¡¿rosa con rojo?! Y todas a una: ¡puñetazo en el ojo!

Eso lo sabe la industria de la moda, que primero lo sugiere en pasarela como quien no quiere la cosa y un año después empieza el acoso y derribo de nuestra resistencia inundando de prendas y accesorios todo comercio en pie. Este caso no es una excepción, porque el año pasado fue tendencia propuesta por muchos más diseñadores; pero será este verano, después de que celebrities e instagrammers la trasladasen al Street Style, cuando esté asentada.

Puede que, de hecho, esté cogiendo fuerza como binomio veraniego, como el blanco/negro hemos llegado a leer. Pero no, no lo es tanto: demasiado avanzar de una sola zancada, por el momento.

Cierto que durante mucho tiempo jugar con determinadas mezclas era arriesgado, y que ahora la creatividad de la pasarela y la calle nos dicen que podemos ponernos de todo, pero el cómo sigue siendo la cuestión de estilo.

Tengamos en cuenta que no es una combinación para lucir a diario, como tampoco abusamos de ninguno de estos dos colores por separado. La paleta cromática tiene sus códigos de dosificación para evitar intoxicaciones. ¿Cuáles?

Pues así, en líneas generales:

-Utilizar más rosa que rojo, o en la misma proporción, pues el rojo intensifica y el rosa suaviza. Fijáos en la foto de portada.

-Buscar un contraste claro. Lo que aturde la vista es la falta de frontera, no distinguir dónde están uno y otro, pues ambos son parecidos e intensos, y el ojo no sabe a dónde mirar, ya que tarda en enfocarlos.

-Que el rosa vaya siempre más cerca de la piel: es un color que suaviza y favorece el rostro. Además, conseguiremos no cortar el cuerpo en horizontal y hacer banderas cromáticas, que sólo ensanchan y achatan la silueta.

Vuestro margen de acierto crecerá exponencialmente si recordáis que todas las gamas de granate combinan mejor con rosa chicle, y que el fucsia coordina mejor con el rojo anaranjado. Y si incluimos otra tonalidad en la ecuación (no ir íntegramente de rosa-rojo), nos será aún más fácil.

En pasarela la hemos visto dosificada, pero presente, en Agnona, Attico, Del Pozo, Dolce Gabbana, Each x Other, Giorgio Armani, Gucci, Isabel Marant, Marc Jacobs, Marchesa, Marni, Moschino, Msgm, Nº 21, Salvatore Ferragamo, Simonetta Ravizza o Zero.

 

 

Esperamos que os sirva, Mar Gago

Mar
Diseñadora de moda, estilista, patronista, asesora de imagen, personal shopper y cool hunter por la Escuela Superior de Diseño y Moda Goymar y por la Escuela Superior Marcelo Macías. Gestiona el blog de moda “SE que ponerme” y colabora en suplementos de moda en prensa escrita, imparte cursos de imagen personal y trabaja como personal shopper y estilista.

Deja un comentario