DestacadoLooks

EL PUENTE DE LOS MIL PLANES

No todos nos vamos de viaje, pero hay alternativas. ¿Una propuesta?

Puente largo = escapadita. Las viajeras tenéis posts de maleta y estilismos varios. ¿Y el resto? Sea por trabajo, gastos navideños o por disfrutar de la ciudad semi vacía, nos quedamos un buen grupo. Y cinco días dan para mucho. Aparte del trailer clásico: dormir, cine, recados, cenitas, árbol, más recados, ¿qué tal una receta barata y extra liberadora?

1 café

3 bolsas plástico

1 banda sonora energizante (Mamma Mia!, por ejemplo)

1 goma pelo

Le damos al «play«, canturreamos un rato con la cucharilla de micrófono y nos empujamos el café. Bolsas, coleta y a la habitación, pero con la musiquilla, para mantener el espíritu. Abramos el armario:

1– Pantalones al suelo. Todos. Se trata de perder el respeto a las cosas y que sólo sobreviva lo realmente útil. Uno por uno, dejamos sobre la cama los que estén en buen estado. El resto, a la bolsa «tirar».

2– Los de la cama, al suelo de nuevo, que no hemos hecho más que empezar. Ahora, rescatamos los de nuestra talla actual. Aquí no vale «¡ay, éste, qué pena! para cuando empiece la dieta…» Fuera. Cuando acabes la dieta, lo suyo es que te premies con algo de tu nueva talla. A la bolsa «dar».

3– Al suelo por última vez. Toca salvar los de uso habitual y los que nos hayamos puesto, máximo, en los últimos dos meses. El resto, a la bolsa «dar». Lo que no hemos usado, ni lo miréis dos veces: está condenado. Engañarse sólo come espacio útil; en casa y en la cabeza.

4Los supervivientesa su estante/percha 🙂

Sin duda habéis llenado las bolsas. Pues si esto son 10/15 minutos, en apenas dos horas de buena música tendréis un armario lógico y en el que poder confiar.

¿Miráis con pena las 3 bolsas de prendas, algunas sin estrenar? No lo hagáis, es una trampa mental. Volved a mirarlas. Ved las caras de las personas que tanto las agradecerán, que podemos ser cualquiera en cualquier giro de esta vida caprichosa. Ved también que, si desechamos 3 bolsas y aún tenemos ropa, sin duda compramos de más. Y con frecuencia mal, porque lo no estrenado significa mal elegido, luego no os estáis leyendo los posts de SQP, hombre ;-D

Hay que soltar cosas y hábitos rancios, ya. Simplificar atrae buenas energías. Y pensar en los demás, aún mejores. Ganamos libertad, tiempo y paz. Más espacio y menos telarañas en el armario, la mente y el corazón.

¿No es buen inicio para Navidad?

Esperamos que os sirva, Mar Gago

 

 

Mar
Diseñadora de moda, estilista, patronista, asesora de imagen, personal shopper y cool hunter por la Escuela Superior de Diseño y Moda Goymar y por la Escuela Superior Marcelo Macías. Gestiona el blog de moda “SE que ponerme” y colabora en suplementos de moda en prensa escrita, imparte cursos de imagen personal y trabaja como personal shopper y estilista.

Deja un comentario