DestacadoImagenLooks

PARA, DESCANSA Y HAZ UN «DETOX-IMAGEN»

Date un descanso de looks

Pon todos los contadores a cero. Si a diario debes proyectar una imagen acorde a tu profesión, usa estos días libres para hacer una pausa-detox y simplificar tu armario. 

Es importante, antes de arrancar, revisar lo imprescindible: cabello (color/puntas saneadas), manicura, pedicura y depilación. Queremos sentirnos a gusto sin complicarnos, pero con un estándar mínimo de pulcritud. El abandono total genera malestar y, con prendas básicas, es demasiado fácil cruzar la línea de la sencillez sport al descuido cutre. Así que, puesta a punto para disfrutar de esa imagen limpia.

Es momento de abrigarnos por capas para evitar catarros e incomodidades frío/calor. Fuera apreturas que nos cortan la  circulación y el movimiento. Necesitamos una aire de libertad y confort.

En tu maleta, prendas básicas, cómodas, holgadas y pocas: camisetas, sudaderas, pantalones jogging, jeans boyfriend, bolso saco mediano y gafas de sol. Accesorios mínimos y versátiles que poder repetir. Deportivas blancas y una prenda de abrigo ligera y amorosa o un plumífero contundente, de ésos que bloquean el frío con sólo mirarlos.

Todo en colores neutros. Simplificad la elección a 3 máximo -blanco, beige y azul, por ejemplo- y meted un tono más intenso en gama pastel -podría ser un rosa otoñal- para coordinar y unificar

Para el tránsito por aeropuertos, estaciones o áreas de servicio en autopista, algo cómodo pero vistoso; son momentos de mucho movimiento y tráfico de gente, que nuestra imagen transmita la ilusión del descanso. Pensad en ese día en que te levantas al amanecer para coger un avión, llegas a tu destino, enlazas con la bienvenida, comida o cena y no termina hasta caer rendidas en la cama.

Necesitaremos un look, máximo dos, para los trayectos de viaje y alguna noche especial por si surge. Podemos añadir a nuestra maleta de básicos un jersey con toque diferente -como el del escaparate-, que luego podamos combinar si salimos a cenar.

Nuestra propuesta de hoy es un ejemplo entre mil posibles: jersey de punto amarillo con volantes, jeans con bajo bordado, chaqueta amorosa, deportivas blancas y bolso para el resto de días: negro e intermedio. Joyas, las imprescindibles. Gafas de sol, blush y una fragancia suave.

Disfrutad y nos vemos a la vuelta, Mar Gago.

 

 

 

Mar
Diseñadora de moda, estilista, patronista, asesora de imagen, personal shopper y cool hunter por la Escuela Superior de Diseño y Moda Goymar y por la Escuela Superior Marcelo Macías. Gestiona el blog de moda “SE que ponerme” y colabora en suplementos de moda en prensa escrita, imparte cursos de imagen personal y trabaja como personal shopper y estilista.

Deja un comentario