DestacadoImagen

1- ROSTRO ALARGADO

Características y accesorios de un primer plano

CARACTERÍSTICASFrente y mandíbula son de ancho similar.  Este óvalo de cara tiende a presentar mentón prominente, alargado y estrecho. Pómulos también estrechos y, en ocasiones, altos.

PEINADOS: Un flequillo delicado, recto o redondo, contribuirá a acortar la longitud del rostro. Una melena con rizos alborotados también ayudará a quitar estrechez, pues las ondulaciones ensanchan. La longitud ideal es sobre el hombro, pero si la prefieres larga, un degradado de color distrae del largo del óvalo. Hay que evitar las coletas altas, tupés o recogidos similares, porque acentúan la verticalidad; el pelo deberá tener un poco de movimiento para equilibrar las facciones. Así pues, peinado casual suelto y ondulado, que no se vea plano será perfecto. La coleta, recuérdalo, baja.

GAFAS: Buscamos acortar distancia entre frente y barbilla, por lo que necesitamos monturas rectas, o bien de formas cuadradas y tamaño grande. Nunca monturas rectangulares altas ni estrechas, porque marcarán una cruz en nuestra cara, lo cual también ocurrirá si optamos por unas lentes muy oscuras.

PENDIENTES: Lo mejor para esta fisonomía son los pendientes redondos y los aros, que equilibran la forma alargada y cuadrada de la cara aportando redondez. Evitar siempre los pendientes largos. Mejor aros de tamaño medio, que coincidan con las zonas maxilares del rostro; en general, formas con volumen, redondeadas pero mejor cortas.

GARGANTILLAS: La malla, mejor ovalada o de cordón retorcido pues sugieren ondulación; los colgantes, con motivos redondos y, si llevan adornos, que no sean alargados.

PAÑUELOS en la cabeza: Con rostro alargado, hay que anudarlos en horizontal. No dejar que caigan las puntas. Lisos en tu tono o con estampados geométricos. El nudo o mayor volumen, a un lateral o en la nuca; nunca arriba, para evitar volver a producir ese efecto óptico de alargamiento.

SOMBREROS: Hay que hacer que tu rostro parezca más ancho visualmente y esto se logra con sombreros con copa redonda y achatada, nunca demasiado alta. Ala amplia y con caída hacia los pómulos, pero que no sobrepase el ancho de tus hombros. En cuanto a diseños, colores y texturas, tú eliges.

Recordatorio general: cambiad todo tipo de peinados altos y bisutería alargada por formas redondeadas y ondulantes, pues siempre suavizan y tienden a ensanchar, que es lo que en este caso nos interesa.

Espero que os sirva, Mar Gago

 

Espero que os sirva, Mar Gago

Mar
Diseñadora de moda, estilista, patronista, asesora de imagen, personal shopper y cool hunter por la Escuela Superior de Diseño y Moda Goymar y por la Escuela Superior Marcelo Macías. Gestiona el blog de moda “SE que ponerme” y colabora en suplementos de moda en prensa escrita, imparte cursos de imagen personal y trabaja como personal shopper y estilista.

Deja un comentario