DestacadoLooksModa

UN VESTIDO DE ZARA PARA DÍA Y NOCHE

Un vestido, dos estilismos.

A veces son las prendas sencillas las que mejor aceptan varios usos. Veamos cómo.

Elegimos el mismo color para las prendas exteriores, así como para los dos pares de zapatos. De día conseguimos un look casual con el trench y la gafa redonda de toque hippy.  Del mismo modo que refrescamos el estilismo con una bolsa rústica, lo sofisticamos acto seguido con un salón metalizado en un rosa muy glam, anillo con toque verde para unificar los accesorios y unas gotas de Agua de Rosas.

Al caer la noche, teñimos nuestro sencillo vestido de algodón de un aire rock, enfatizado con botín calcetín, y bolso de mano para darle el toque chic. Como colofón, un pendiente-joya piercing. Ahora, nada de agua colonia: perfume.

Espero que os sirva, Mar Gago.

Mar
Diseñadora de moda, estilista, patronista, asesora de imagen, personal shopper y cool hunter por la Escuela Superior de Diseño y Moda Goymar y por la Escuela Superior Marcelo Macías. Gestiona el blog de moda “SE que ponerme” y colabora en suplementos de moda en prensa escrita, imparte cursos de imagen personal y trabaja como personal shopper y estilista.

Deja un comentario